Defensa y anarquía

Se dice que las sociedades que no son capaces de defenderse, perecen. Las sociedades antiguas se defendían de forma colectiva cuando se daba el caso. Todos tomaban las armas. En las sociedades más modernas, especializadas en el intercambio, donde la división del trabajo ha avanzado más, se da el caso de los defensores profesionales, los guerreros, el ejército. Ocurre a veces, en una determinada jurisdicción (reino, nación o estado) que esos guerreros, que son profesionales de la defensa en su propia jurisdicción, se convierten en profesionales del ataque en la jurisdicción ajena, esto es, se da el caso de la guerra. ¿Y cómo nos defendemos de la guerra, que pretende el pillaje, el robo, la violación o la destrucción? ¿Nos defendemos con la misma guerra o con el “comercio”? Se dice: únete al enemigo que no puedas vencer. ¿Es acaso mala defensa la política de comprar al enemigo, “manu pecuniari”? ¿O es acaso la mejor defensa, la menos costosa en vidas y dineros? De esta forma ponemos a los guerreros que nos agreden a nuestro servicio, es decir, les pagamos a partir de ahora por defendernos. Les damos una parte menor del botín que esperaban. Menor porque ellos no asumen el riesgo y parte del coste del combate.

Hay quien diría que esto es ceder al chantaje, que es pagar tributo por que no te ofendan o roben o violen o maten. A esto pueden decirse dos cosas. En primer lugar, que siempre hay que pagar un precio por un servicio (en este caso por el servicio de defensa, o por la reversión de la ofensa en defensa). Nadie trabaja gratis, salvo los esclavos y los contribuyentes. Y, en segundo lugar, que siempre habrá competencia en el mercado de guerreros, siempre habrá otros guerreros potenciales que puedan suplir el puesto de estos que pretendemos comprar en primera instancia, haciendo de esta forma, mediante la competencia de guerreros en el mercado de defensa, que el precio que pagamos no sea excesivamente caro (que no haya chantaje, podemos cambiar de guerreros) y, en todo caso, menor al precio en vidas y dineros que una guerra supondría.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s